Back to list

Por qué construimos Skycoin

Satoshi imaginó a Bitcoin como una moneda digital descentralizada. Las redes de cadena de bloques estaban destinadas a democratizar las finanzas, eliminando el control corporativo y extendiendo el poder entre los usuarios. Sin embargo, Bitcoin y las monedas relacionadas se han centralizado debido a su dependencia en los algoritmos de Prueba de Trabajo (PoW) y Prueba de Participación (PoS), así como en el uso de la minería para crear monedas. Esta centralización acaba con el propósito original de las monedas digitales.

Nosotros creamos la cadena de bloques de Skycoin para corregir estos defectos. Esta utiliza un novedoso algoritmo de consenso para reemplazar PoW y PoS. También soluciona los problemas de seguridad asociados con otras redes de cadena y desmonta la creación de monedas del proceso de minería. El resultado es una criptomoneda completamente descentralizada que cumple la visión original de Satoshi.

La cadena de bloques de Skycoin no utiliza la minería, por lo que el poder del usuario no se puede concentrar en algunas grandes agrupaciones de minería como ocurre con Bitcoin en la actualidad. La creación de monedas no les da a ciertos usuarios un control desproporcionado de la red. El suministro de Skycoin es fijo. Las transacciones de Skycoin ocurren en segundos y son más seguras. Con Skycoin, hemos creado una criptomoneda inmutable que funciona como propiedad digital, en lugar de una herramienta política para acumular control sobre las redes.

Problemas con la Prueba de Trabajo

El algoritmo de PoW tiene un defecto fatal: pone el control de la red en manos de quienes tienen suficiente poder económico para controlar la minería y así obtener consenso. La monopolización de la minería se ha convertido en un problema importante para las redes de cadena de bloques.

Los desarrolladores de Bitcoin inicialmente creyeron que el sistema de minería apoyaría la descentralización. En cambio, hizo lo contrario. Como el consenso se basaba en la capacidad de procesamiento, el sistema de minería incentivó la compra de potencia de hash. Al acumular una mayor y mayor potencia de hashing, ciertos usuarios obtuvieron cantidades desproporcionadas de control sobre la red.

Esto condujo a la centralización de Bitcoin en solo tres grandes grupos de minería. Hoy en día, estos grupos mineros concentran la potencia de hashing de la red en sus servidores y ocasionalmente dividen el poder entre ellos por acuerdo. Debido a que tienen tanto poder de procesamiento, pueden revertir y falsificar transacciones usando un ataque del 51%. Esto no solo amenaza la estabilidad y seguridad de la red, sino que también destruye cualquier posibilidad de lograr una verdadera moneda descentralizada.

El costo económico y ambiental de estos procesos de minería es astronómico. La electricidad requerida para el procesamiento se extiende en decenas de millones, y no puede ser compensada por nuevos usuarios y capital, excepto en los casos más raros. Incluso con grandes monedas como Ethereum y Bitcoin, las elevadas tarifas de transacción y la inflación están desangrando a los usuarios. Cada usuario sacrifica el equivalente a más de $50 con cada transacción de Bitcoin para respaldar las operaciones de grupos de minería centralizados. Eso es más caro que una transferencia bancaria internacional. Con Bitcoin, los usuarios están desechando su dinero en apoyo de los costos de minería que benefician solo a unos pocos operadores selectos. En el caso de las monedas más pequeñas, los altos costos de minería resultan en una devaluación continua que eventualmente extinguen la moneda.

En resumen, las monedas basadas en PoW no han podido entregar un sistema descentralizado. Los grupos mineros explotan a otros usuarios para subsidiar sus propios costos, mientras consumen grandes cantidades de poder de procesamiento. Podemos hacerlo mejor. En Skycoin, abordamos este problema de frente al desarrollar nuestro algoritmo de consenso alternativo.

Prueba de Participación: Más problemas de centralización

Con PoW, los ataques del 51% debido a la minería son una gran amenaza para la seguridad. Los algoritmos PoS tienen la intención de resolver este problema, pero tienen sus propios problemas de centralización. En coinfox.info, Joseph Young explica: “Un sistema donde el partícipe principal goza de un control y autoridad amplios sobre los aspectos técnicos y económicos de la red crea un problema de monopolio importante”. Esto es exactamente lo que PoS crea.

Con PoS, los usuarios tienen poder de voto en la red en proporción a sus tenencias de criptomonedas. En otras palabras, los usuarios con mayor participación tienen mayor poder para realizar cambios técnicos. Esta idea puede parecer una buena manera de protegerse contra los ataques de 51%, ya que los grandes participantes tienen más que perder por dichos ataques y, por lo tanto, están motivados a evitarlos. Sin embargo, debido a que los sistemas PoS centralizan el poder de voto, permiten que ciertos usuarios realicen cambios en la red sin considerar a otros usuarios o a la comunidad en general. En este sentido, PoS es tan malo como PoW —este crea una centralización de poder que acaba con el propósito del sistema de registro descentralizado.

Obelisk: La Clave para la Descentralización

Está claro que los algoritmos PoW y PoS son autodestructivos. Estos algoritmos debilitan la idea de la moneda digital descentralizada, ya que resultan en la creación de nuevas autoridades centrales. Concentran el poder de la red en manos de unas pocas personas, impidiendo a los usuarios cosechar los beneficios de una red descentralizada. De hecho, PoW y PoS crean un sistema que no es mejor que el sistema de banca tradicional que las criptomonedas originalmente buscaban reemplazar.

En Skycoin, queremos llevarle a los usuarios lo que pidieron: una verdadera red descentralizada sin autoridad central. Para lograr esta tarea, fuimos más allá de PoW y PoS para crear un algoritmo descentralizado completamente nuevo que reconfigura el funcionamiento interno de la cadena de bloques. Nuestro algoritmo de consenso distribuido, Obelisk, tiene éxito en la entrega de dicha red.

Obelisk es diferente de PoW y PoS porque funciona basado en la influencia distribuida, también conocida como “red de confianza”. En este sistema, cada nodo se suscribe a una lista de otros nodos. La densidad de la red de un nodo determina su influencia. Los nodos tienen cadenas de bloques personales que transmiten y registran todas las acciones públicamente. Debido a que las comunicaciones del nodo son públicas y transparentes, la comunidad puede verificar que los nodos funcionen de manera justa.

Si un nodo no cumple con las normas de la comunidad, sus acciones serán visibles en el registro público. La red puede cortar conexiones con ese nodo, disminuyendo su influencia sobre la red. De esta forma, nuestro sistema de red de confianza elimina nodos maliciosos y reequilibra el poder de acuerdo con la voluntad colectiva de la comunidad. El resultado es un núcleo más pequeño de nodos de confianza que toma decisiones de red a través de relaciones verificadas.

La cadena de bloques de Skycoin permite que la comunidad audite los nodos y los haga responsables. Esto crea un consenso transparente que permite la toma de decisiones colectivas y la verdadera descentralización del poder. Al eliminar los problemas de PoW/PoS, Skycoin ofrece una moneda digital que brinda todos los beneficios de una red democrática.

Obelisk es la clave para reinventar las cadenas de bloques. Su consenso de estilo red-de-confianza impide el desarrollo de poder centralizado. Skycoin no requiere minería, por lo que la red es inmune al ataque del 51%. Las transacciones son significativamente más rápidas y ocurren en segundos. Las decisiones se toman a través del consenso de la comunidad, no en función de los deseos de unos pocos acaparadores. Estas características hacen de Skycoin la cadena de bloques más segura disponible en la actualidad.

El objetivo original de las monedas digitales era reinventar la economía para que los usuarios pudieran tener la independencia para comerciar en una forma de igual a igual, sin la interferencia de las potencias centralizadas. En Skycoin, creemos firmemente en esta misión. Es por eso que la cadena de bloques Skycoin está diseñada para beneficiar a todos los usuarios, no solo a unos pocos. Con Obelisk, estamos solucionando los problemas inherentes a las monedas basadas en PoW y PoS para brindar una red de consenso descentralizada y democrática.

TAGS